lunes, 7 de septiembre de 2009

Claridad...

Siento un flautista a la distancia, entre los árboles de la avenida, oculto entre la selva de autos que corren por la pista, presurosos.
Alguien se detendrá a escuchar la melodía que repite una y otra vez casi sin variar?
Mientras sentada junto a la ventana me abstraigo del ruido urbano para regodearme con aquellas dulces notas, recordando viejos contratos con mi cómplice y maestra Madre Luna, de aquellos tiempos en los que me invitaba a pintar códices estelares en su seno. Aquel tiempo en el que corría a sus faldas como una niña asustadiza y ahora me empuja a volar a su lado para atravesar el cielo. Con halo metafórico consagramos el fuego en el que quemamos la tormenta que me consumía y luego tú bajaste del cielo las armas que ya estaba en condiciones de utilizar.
Un espejo, un mazo y un loto.
Conocer, dominar, superar.
Ya más de dos años y medio van y solo ahora vengo a comprender a cabalidad el camino. Tanto tiempo me llevó culminar la primera etapa. Tal vez solo sepa que ya superé la siguiente cuando esté por pasar a la tercera parte. Y eso que a veces una vida no es suficiente, pero yo solo cuento con esta, es poco tiempo para un trabajo bien acabado. Pero estoy a tiempo, porque ya no soy más una neófita, ya estoy con los pies en el sendero que alumbras con rigor y fuerza.

Una Flor!

Ivy

1 comentario:

Isis dijo...

holaaa que tal? como estamos? jeje tienes una corona preciosa en mi blog espero que te guste wapa besitos